¡¡¡COMO DESEAS PAGAR!!!

MAIL: siriustienda@yahoo.es TELEFONOS:+34635574330

jueves, 3 de mayo de 2012

VENUS RETROGRADA...


VENUS RETROGRADA
Quizá todos tengamos alguna manera de imaginarnos la figura de Venus en Géminis; y la imagen que se me hace en este momento, es la de una muchacha parlanchina, llena de juventud; en vuelta casualmente en un bonito jogging,  y calzando esas zapatillas que tanto costaron conseguir,  pero que sin embargo valieron la pena.
Su actitud sociable y muy comunicativa, hace que sea alguien capaz de sostener una conversación agradable, y de parecer un colibrí, dejando un mensaje en cada flor, aunque sólo diga "hola" o también "adiós".
Como si tuviera alas en los pies, mientras camina por la calle reparte saludos a todo el barrio; y con una sonrisa pícara en sus labios, despliega una actividad tan variada y simultánea, que sólo ella es capaz de cumplir  sin dejar de estar en varios lugares a la vez.
La velocidad de sus dedos la capacita para escribir en cualquier  teclado, (en el del celular inclusive),  y dejar rosas perfumadas en un mensaje;  así como también de escribir una bella carta de amor.
Aún así, no olvidará algunas reseñas, memorandums o cartelitos que le hagan recordar el encuentro que por la tarde, debe concretar con fulano y mengana,  cosa de no olvidar una de las tantas citas que pudo concertar a la vez.
Sin embargo, su habilidad para  atender al unísono el celular (aún cuando está conectado a la batería), la central telefónica, el portero eléctrico, el computador, la notebook y el Ipad, en algún momento requiere de un stop, seguido de reordenamiento; cosa de poder desenroscar todos los cables que debajo de su escritorio, han quedado hechos un nudo.
El momento en que Venus, por voluntad o accidente alámbrico e inalámbrico debe volver sobre sus pasos, es el instante en que en el cielo, la vemos retrogradar.
Agachada bajo el escritorio, se vuelve loca tratando de desenredar los cables que se han cruzado, y advierte que, por estar conectada a tantas personas a la vez, le ha contestado a María, lo que debía contestar a Ignacio; siendo que la primera, es la pareja del segundo, que le ha propuesto a Venus sostener un romance a escondidas.
Menudo lío, no?  
Todo puede suceder cuando hemos abusado, consciente o inconscientemente, de nuestra capacidad de establecer vínculos sin pensar hasta donde éstos eran realmente importantes o significativos.
Relacionarnos puede sernos tan fácil en determinado momento, que no discriminamos entre lo que nos estimula mentalmente, y lo que simplemente nos quita el tiempo aunque nos divierte.
El período en que Venus retrograda, se plantea siempre la cuestión de los valores, de lo que consideramos bello, de lo que nos atrae y de lo que atraemos; y lo aconsejable es no tomar decisiones apresuradas porque nos podemos equivocar.
La mirada ha de dirigirse a nuestro interior, para que pongamos una lupa a nuestras relaciones, y elegir de entre ellas, aquellas que tengan para nosotros, un estímulo cálido; como una brisa que alienta a nuestros pensamientos a ser concretos y fiables, y no a alimentar largas dilaciones y elucubraciones que sólo llevan a estirar situaciones que no dan para más.
Si tras sostener una conversación con nuestra pareja, ha sonado el timbre, y  el cartero nos ha dejado bajo la puerta, la carta de un amor de la adolescencia; haríamos bien en no decidirnos por nuestra curiosidad, y correr a marcar el número de teléfono que ha venido adosado al mensaje.
Mejor es frenar un segundo y pensar en qué quiere decir que algo de hace tanto tiempo atrás, deba llegar ahora a nuestras manos.
Tomar una decisión, cualquiera que sea, puede llevarnos a cometer un error, pues el verdadero mensaje es que tenemos cosas pendientes en materia de amor y relaciones, con nosotros mismos.
Aquello que en este momento puede resultarnos atractivo, seguramente es tema pasible de revisión, pero no de elección. Los mensajes que se sincronizan con el ritmo del cielo cuando un planeta retrograda, suele exigir un tiempo en el que es mejor "suspender" el juicio, y esperar encontrar desde nuestro ser más nuclear, una respuesta.  
Con Venus en Géminis, seguramente deberemos dedicarnos a desenredar las conexiones.
Si por el exceso de confianza creímos que las cosas solas se arreglarían, o que con olvidar  bastaría para que todo pudiera solucionarse, o para  sentirnos felices, Afrodita encontrará la manera de hacernos saber que no se trata de "dejar atrás", sino de actualizar constantemente nuestro deseo; y reafirmar que aquello que valoremos, será  lo que no debemos desperdiciar.
La falta de algo en esta época, sugiere que se ha hecho abuso de su uso o gasto.
En este tiempo, deberemos establecer un contacto profundo con todo lo que simbolice el dinero, ya que su falta, puede estar hablando de que hemos dado importancia a cosas superficiales y no a lo que realmente tiene valor para nosotros.
Aunque parezca mentira, con Venus no hay mal que por bien no venga.
La astrología tradicional aconseja no tomar nuevas decisiones en este tiempo, que irá desde mediados de mayo a fines de Junio,  y yo diría que un poco antes y un poco después de este lapso, también.
Esperemos que al final del tránsito, podamos reanudar, y no "anudar" todo lo que sea importante para nuestras relaciones, nuestros afectos y nuestros valores, sintiendo que hemos sintonizado con el mensaje interior que siempre, siempre, tiene un reflejo sincrónico en el cosmos.
No existe la casualidad, sino que existe algún propósito que no hemos comprendido.

D. Chopra
Sería bueno recordar que los planetas, de hecho, son dioses, en el sentido psicológico.
Son energías vivas, con propósito y voluntad.
Se emplea el término dios como símbolo de la energía de la vida, y de un patrón arquetípico.

Liz Greene