¡¡¡COMO DESEAS PAGAR!!!

MAIL: siriustienda@yahoo.es TELEFONOS:+34635574330

martes, 22 de mayo de 2012

VENUS EN LA CASA XII

 
VENUS EN LA CASA XII
PARTE I
1- LA CASA XII EN GENERAL
LAS PRUEBAS
Desde el punto de vista de la astrología adivinatoria más tradicional, bajo el concepto  general de "pruebas" se entienden situaciones ineludibles a la par que penosas por las que  inexorablemente en ciertos momentos se pasa, las tareas forzosas, las vicisitudes inevitables mas no precisamente felices, las obligaciones, las cargas, el tipo de "cruces" con las que debemos ?o nos imponen? cargar, los trabajos obligados, los encierros simbólicos o literales, las traiciones, "los enemigos ocultos", y toda una gama de desgracias que un destino aparentemente aciago nos impone padecer y sufrir.
Mucho de verdad hay en este enfoque tradicional, pero se vuelve insoslayable sondear los resortes sicológicos que se esconden tras esas iniciales dificultades.  Nos moveremos en un ámbito resbaladizo, plagado de ambivalencias, reino casi total del inconsciente, y más elusivo, sutil a la vez que profundo, que otros aspectos de la carta natal.
EL ORIGEN DE LAS PRUEBAS ESTA EN EL PASADO.
En su pasado experimentó vicisitudes (sean de acción concreta, como por omisión) que le traumatizaron, le hirieron, le dolieron profundamente, y constituyen puntos suyos muy sensibles, vulnerables, que le movilizan intensamente; por eso mismo trata de olvidarlos, obviarlos, restarles importancia, hacer que no cuenten, o que ni siquiera existen ni sucedieron.  Es un mecanismo de defensa común y natural que todos tenemos, pero sus efectos son con el tiempo devastadores.
Antes de seguir adelante queremos explicitar que por pasado se entiende las tempranas experiencias de la vida, especialmente aquello acontecido en los primeros años, aunque en algunas personas puede esa época tan marcante extenderse hasta aproximadamente los 13 años de edad.  Mas insistimos, lo más frecuente es que ocurran en los primeros años, en los contactos primarios que tuvimos con el mundo, las vivencias familiares iniciales. 
Inclusive en muchos casos se refiere este pasado a lo acontecido durante la vida fetal, las experiencias que en esa época tuvo su madre y no obstante a UD le afectaron muy profundamente.
Desde un punto más esotérico ese pasado es más antiguo aún, y se refiere a puntos neurálgicos de vidas anteriores, difíciles, que durante esta vida debe necesaria y obligadamente enfrentar para saldar esas deudas, superar esas dificultades que quedaron pendientes, y poder seguir su camino evolutivo una vez aprendidas esas lecciones; lecciones a su vez en modo alguno gratuitas ni ciegas, ya que seguramente son la lógica consecuencia de muy pretéritos errores.
EL PODER DE LO OCULTO.
Por otro lado esas vivencias traumáticas, puntos dolorosamente sensibles, eso que tanto nos hizo sufrir, que fue tan abrumador, invasor y por diversas causas difícil, tienden a ser ocultados; ocultados de muy diferentes maneras.
Son cualidades, energías, pautas, vivencias, etc., que se ocultan de la vista de los demás justamente por ser puntos sobre los cuales UD es particularmente sensible al rechazo, la crítica, la censura, u otra cualquier forma de ser herido.  Por tanto únicamente salen a luz en la confianza de la intimidad, en la seguridad de una relación muy estrecha, en la soledad.
Mas también son cualidades, energías, pautas, vivencias, etc. que UD mismo se las oculta; es decir, las censura, las reprime, las niega, las elude, las juzga irrelevantes, una debilidad, una fuente de sufrimiento, algo malo, y por lo que puede ser rechazado, u otras posturas semejantes.  Entonces todo eso pasa al inconsciente.  Mas no por ser inconscientes dejan de existir, sino todo lo contrario!  Esas energías se enquistan, van creciendo sin darse uno cuenta, y terminan por irrumpir en la propia vida de una manera compulsiva, negativa, destructiva, muy primaria por no haber sido tratadas.  Son los "enemigos ocultos" que yacen en el propio interior, partes de sí que le boicotean.
Como además "lo parecido atrae lo parecido", eso que ha sido enterrado en el inconsciente finalmente atrae situaciones y personas que de manera forzosa e ineludible debe tratar con ellas, encarnando paradójicamente esas mismas cualidades que UD detesta, rechaza, o no quiere enfrentar.