¡¡¡COMO DESEAS PAGAR!!!

MAIL: siriustienda@yahoo.es TELEFONOS:+34635574330

lunes, 18 de marzo de 2013

20 DE MARZO "DIA MUNDIAL DEL SUEÑO"...

Autor: Ernesto Cordero
Es curioso pero cada refrán, tiene su opuesto. “A quien madruga Dios lo ayuda” se le opone “No por mucho madrugar, amanece más temprano”. Indica 2 límites elásticos de relacionarse con el día, con su tiempo de vigilia y de sueño que invariablemente lo compone desde la noche de los tiempos. Extremos y medianas que el hombr@ también desde siempre, transladó a las otras unidades como la Lunación, el Año, incluso la Era.
En relación a ésta, aunque más bien con la que vendrá, muchos se identifican con los 2 refranes: se preparan para ella al tiempo que generación tras generación, ya que no viene de hoy, - viven en la desesperanza por no ver un mundo, una humanidad distinta a la medida de sus paradigmas.
También pasa que en el decorrer de las generaciones, la que le sigue siempre contradice a la que precedió. En ciertos tiempos, con más ruptura que en otros, para mayor drama de los que corren tras los paradigmas, es decir, tod@s, en todo tiempo y lugar.
La imagen de los camelleros que atraviesan el desierto en Arabia, no difiere desde hace siglos, sin embargo un dicho beduino dice:

"los hijos se parecen más a su generación que a sus padres" 

esto no quita que sigan andando en camellos…
Son móbiles muy humanos, muy permanentes y quizás por imprecisos y oscuros tienen un peso enorme en el bienestar y la salud de cada cual, travestidos y entremezclados en los problemas que padecemos, los “que nos quitan el sueño”, con éste sabido es, no se puede jugar. 
Un 30% de la población española tiene problemas prolongados  de sueño, lo que ha aumentado en estos 6 últimos años, así como el insomnio o el mal dormir, que llega a más gente de toda edad, elevándose en mujeres por la ansiedad, y en el caso de allegados a gente en paro más que en éstos. 
No hay ningún rincón en el mundo donde no se encuentre algo para dormir o el inevitable contrario “para mantenerse despierto”, un mundo inclemente también para los que se pasan de la raya durmiendo.

La paradoja es que, un mundo “dormido” desde siglos te quiere ver al 100% de tus prestaciones apenas te levantes hasta que te acuestes nuevamente, sin perdón si te pasas de las 6h a 8h establecidas para ello. 
Desde la perspectiva de PUNTO 0, (y no podría ser de otra forma), al dormir que ocupa prácticamente un tercio de cada existencia, se le da la atención que merece pero en principio con algunas variantes que sugiere su estructura.
El puntagrama señala muy bien los tiempos sociales y personales. El tercio del círculo que ocupa de 22h a 6h (o sea 8h antes de la salida del Sol) es el más generalizado, o el de 6h, ocupando el cuadrante nocturno, para dormir. 

Los hay también que van de 0h a 8h, entre ellos según estadística, a las 8h (o sea 9h a 10 según cambio horario: la 1ª punta tensa): los pacientes terminales, los que comienzan así el sueño eterno.
En el ciclo de 6 realces, el 1º se da de 7h a 9h, y es de tipo efervescente, intranquilo. Aquí la gente pone la carne al asador para “su día” y el cruce de ondas se incrementa tanto como la luz solar, ya que es tan inevitable que tú pienses en otros en tu esquema, como los otros lo hagan sobre ti.
Se producen los contrastes, entre lo consciente o inconscientemente planeado para el día antes de dormir, y lo que las circunstancias externas o el mismo sueño desvió o invita a hacerlo. Esto pasa también en los niños, quienes tienen, promedio, una mayor cantidad de decisiones que un adulto 100 años atrás.
Seamos sinceros: encima que planeas a quién matar o quién te puede matar hoy, con quién vas a tener el drama o la comedia, con la radio o la tele se te cruza el espejo que casi invariablemente, toda la humanidad consulta antes de salir… Al ser “la hora del espejo” encima radios y tele con sus spots subliminalmente vienen a recordarte lo que más molesta recordar…
Se puede decir que, los que se levantan con el Sol o poco antes, tienen más tiempo neutro de ondas que le permiten aterrizar en el día con más fluidez, que aquellos que lo hacen desde 1h o 2h después de amanecer, con ese primer énfasis de 6. También hay estudios que dicen que son menos dados a “animarse” con radios y teles.
También teóricamente comienzan su día con más mordiente los que se despiertan y levantan  3h después del Sol ya que lo hacen al acabar el lr. énfasis de 6 y comienza el lr. énfasis de los 4 diarios. El todo pasando a la mitad de un tattwa de Marte.
A 10h, hace un buen armónico con la salida del Sol, un sextil.  Lo usan en especial los geriátricos para el desayuno y el comienzo de actividades, siendo también recomendable, estas 4h a partir del amanecer, para mucha gente que sufre trastornos diversos, lo que no siempre claro está, se lo pueden permitir.
Aquí se ubica entre los que inician la jornada laboral temprano, la tradicional institución española del “bocadillo”. Claro que la quieren desterrar en aras de “lo necesario”, pero se haga en solitario o en conjunto, sirve para mucho porque ayuda a reequilibrar el rumbo de los problemas que previamente trajo el día, si bien el bocadillo o la tapa, puede ser un “equilibrador” en cualquier momento del día. Las amas de casa  también “tienen su pausa para el  bocadillo” a la hora de las compras, en el aspecto social que tiene el hecho de hacerlas y a falta de salir, la reunión casual frente a la máquina de café en muchas dependencias.

Los 3 aspectos pudiéndose traducir como: 135: irritación, molestias / 144: cuidados físicos /
150: ajustes (de acuerdo a los 2 anteriores).
En cuanto a la hora de ir a dormir cada noche, desde luego no hay baremos fijos, pero es dable pensar que el Sol pasando por el Fondo del Cielo del lugar, traza una raya muy pronunciada para una gran mayoría, habiendo a más tántas formas de entretiempos entre acostarse y dormir como personas.
Es un hecho cada vez más generalizado de gente que se despierta a mitad de la noche, con un pico en la mitad justo entre medianoche y amanecer, o sea 3h antes de amanecer, cuando comienza el último énfasis de 4, (la última punta tensa), mientras que otras, por ej. que estudian, pasan al  sueño aprovechando el énfasis nocturno. Se comprobó que dormir 2h o 3h antes de amanecer, es bastante compensatorio en relación a más horas de sueño, sólo a condición de levantarse al amanecer.
Esto puede ser un ensayo para los del primer caso, aceptar con calma 1h de vigilia y procurar dormir estas 2h antes, (el armónico 12 y último desde el Sol) aunque su intención primera tal vez fuese dormir más allá,  lo que ya sería, contraproducente.
Sabemos que del sueño, los sueños y el dormir, se dijo de todo.Algunos argumentan  que despertarse en el último énfasis diario, puede ser señal de viajes astrales especiales que tienen esta franja horaria. El armónico 11 está en juego, especialmente la 1ª parte, de 4h a 3h antes de amanecer, una hora positiva o yang, que puede muy bien relacionarse con  “visita” a entidades protectoras según los procesos que se van pasando. Una forma de comprobación es que puede darse por un tiempo y después finalizar, sin que dependa de situaciones personales que puedan provocar tanto la ida como  la vuelta de esta “anormalidad”.
Todo lo dicho sobre las puntas se agudiza como es de suponer, cuando, sea al amanecer de un lugar dado, o por tránsitos, como el de la Luna sobre las puntas, en especial las tensas, el Sol cae en armónico tenso con algún planeta.
Ya desde la perspectiva del PUNTO, agregar que la ley de polaridad también cuenta en el dormir. Es más obligada en aquellos que por razones laborales trabajan de noche que por tiempos la utilicen para dormir, pero es sano también que sea consentida en los durmientes nocturnos, de dormir cada tanto en horas diurnas, que por un lado, contribuye a la higiene y al equilibrio mental por otro coopera que uno sea el gerente de su tiempo, que debe estar al servicio de las propias necesidades. En muchas ocasiones, la Seidad se las arregla para que así, pase. Recordemos a Gurdjieff, por eso de que una cosa es tratar, leer, zappear, pontificar sobre trabajo interior, bien otra es realizarlo, “en el día a día”. 
"ERES, LO QUE PIENSAS DEL TIEMPO.
MÁS AÚN: ERES, CÓMO USAS TU TIEMPO"
Nos queda para otra ocasión ver ciertas relaciones entre los hechos astrales
y la posibilidad de usarlas tanto para dormir como para levantarse.