¡¡¡COMO DESEAS PAGAR!!!

MAIL: siriustienda@yahoo.es TELEFONOS:+34635574330

sábado, 16 de febrero de 2013

USOS DEL PUNTAGRAMA (I)...


Autor: Ernesto Cordero
Con este iniciamos una serie de blogs que tratan de cómo tomar el Puntagrama en relación al Tema Natal. Algunas entregas anteriores pueden ayudar sea en la construcción o alcances, extensiones, - también en el caso que se desee utilizar las técnicas presentadas en “PUNTO CERO”.
 Al referirse exclusivamente al Sol,
una constatación sencilla es que, en tanto el Sol del amanecer haga un aspecto a un factor natal en aspecto partil, ese día estará muy marcado por tal aspecto, aún cuando el Sol, (desde un amanecer al otro) cambie al grado siguiente, lo que exige una aclaración, que puede servir para próximos ejemplos. 
Desde luego, es algo “de manual”, ya que en la práctica astrológica es normal considerar los tránsitos, aún de los “rápidos” como lo es el recorrido del  Sol en relación a los factores natales, con un orbe “flexible”. Si un planeta va a hacer un aspecto, se considera aplicativo y una vez que lo hizo, separativo. El orbe más pequeño quedando entonces en 3º : aplicación/partil/separación. 
Esto es si se toma del fenómeno astral, el sentido exclusivamente “aspectocéntrico”, lo que es imprescindible por ejemplo en temas horarios o de elección, pero en relación a nuestro trabajo, es de curso sólo el aspecto partil, entendiendo por tal entanto un planeta X aspecta a otro a grado redondo, sin importar los minutos que lo separen. Pongamos por caso:  
Sol en tránsito al amanecer del lugar: 17.40 PSC y Marte rx a 17.05 SGT. Es decir, desde amanecer, aproximadamente unas 8h después el Sol pasará al 18º PSC.
De acuerdo al Puntagrama, la incidencia del aspecto del amanecer
durará hasta el otro amanecer.
Tenemos así que desde un amanecer al otro espera un día muy marcado por tal aspecto; los tránsitos, en particular de Marte en este caso, será un primer indicativo de los contextos y niveles en que la energía marciana se manifestará, - debiéndose tener en cuenta como es habitual en la interpretación, la configuración general, cómo afecta ese día a los factores particulares y otras incidencias dado el caso, dadas por Rev Solar o las técnicas que se empleen para delinear un día dado.  
Si no se alcanza a perfilar, como el caso de quien sólo tiene nociones de su tema rx  bastará saber qué se puede esperar de un tránsito así en diferentes planos, internos o externos de la vida del que lo experimenta, haciendo un repaso de sus circunstancias actuales. Lo menos que se puede decir sin entrar en particularizaciones, es que será un día movido, activo, que exige estar auto centrado. Lo contrario también es cierto, ya que al tratarse de una cuadratura puede indicar falta de vigor físico, recaída, poca voluntad, fastidio psíquico, etc. 
De todos modos, en relación al Puntagrama, habrá momentos en que tal situación se notará. Por todo lo dicho en relación a particularizar, se pueden agregar los siguientes “tiempos” dentro de la jornada. 
Un cuadro realza en principio las puntas tensas del Puntagrama, que son las puestas en la ilustración en líneas rojas.
Momentos de tensión se dan en principio en las 4 partes del día, respectivamente 90, 180 y 90 desde un teórico amanecer a 6h30, o sea c/6hs. durante 24hs.
Recordamos que  estas 4 puntas no responden a la llegada del Sol a los ángulos, ya que éstas,  al depender de la proporción de tiempo diurno/nocturno del lugar, son la expresión yin o sensible, en un determinado lugar, de la presentada aquí.
Por vía de hecho, tampoco responderán a cuando Marte Rx o en tránsito, sea alcanzado por los ángulos, - porque ya forma parte de su incidencia según las reglas de la Astrología, - reglas a las que esta proposición procura agregarse. 
Entanto que es el Marte Rx el aspectado, éste recibirá del Puntograma los aspectos señalados en líneas negras. Para el caso desde amanecer: 3, 9, 15 y 21 horas después. Según los tiempos señalados en la figura. Serán semicuadros (45) y sesquicuadros (135), éstos últimos en horas diurnas.
Un detalle de importancia es que estas 4 puntas situadas a la mitad de las 4 partes del día es que están bajo tattwa de Marte y exactamente a la mitad del tattwa de éste.  
Teniendo cada  tattwa una duración de 24ms., tenemos así que sobre dichas horas dadas hay que contar con 12ms antes y 12ms después, con un clímax que entre medio de ambos, alcanza unos 4ms.
Las otras tandas de tattwas de Marte, o sea las 8 restantes, no son de tanta importancia como éstas, sólo que al responder al planeta afectado, cobran interés por vía de hecho, lo que responde a la lógica de la incidencia de los tattwas. 
Recordamos que las 4 puntas intermedias también están ligadas por oposiciones, el todo así dispuesto generando unos tiempos vibratorios tensos y carentes de puntas de facilidad. Éstas las hemos obviado para que destaque más el ejemplo. 
Una extensión a este caso sería que hubiese una oposición muy cerrada en el natal, con un orbe de 2º. Supongamos el mismo Marte a 17.05 SGT 180 a Júpiter a 18.33 de Géminis. Todo lo dicho para el caso tratado sigue en pié. Será el día sigiente que el Sol transitará 90 a Júpiter.  
La dinámica del Puntagrama es ésta, actuar por un día, pero no será la dinámica del portador, ya que a lo largo de la vida tiene a varios niveles tal oposición integrada.
 En el día que Sol toca Marte, se activa Júpiter y viceversa. A su vez, los tiempos de tattwas de Júpiter cooperan por partida doble, ya que a uno de Marte, le sigue uno de Júpiter, dando así casi 1h la inestabilidad que pueda dar. 
Otra extensión sería que a Marte a 17.05 SGT 180 a Júpiter 18.33 GEM se les uniera Urano en Cruz-T desde Virgo 19.15.
Se crearía así lo que denominamos “un punto de mínima” en el tema, abarcando de 17 a 19 (todo incluído) de Piscis. El Sol transitando por Piscis en tal área, tocará uno a uno durante un día a cada planeta involucrado. Se repite que el portador tiene a varios niveles tal Cruz-T integrada, aumentando la complejidad de las respuestas.