¡¡¡COMO DESEAS PAGAR!!!

MAIL: siriustienda@yahoo.es TELEFONOS:+34635574330

martes, 5 de febrero de 2013

MERCURIO ENTRA EN PISCIS, CONJUNCION A NEPTUNO...


MERCURIO ENTRA EN PISCIS, CONJUNCION A NEPTUNO…
ADIOS A LA OBJETIVIDAD
Recientemente analicé la llegada de Marte a Neptuno en conjunción y como nos podía afectar.
Neptuno es un Cronocator, es decir uno de nuestros principales "marcadores del tiempo" junto con Urano y Plutón. Los ciclos de estos tres planetas lentos son los que marcan los cambios importantes dentro de nuestra sociedad.
Mercurio entra en Piscis en este momento y se encuentra en uno de sus signos de destierro.
Por tanto, esto va en detrimento de nuestras cualidades intelectuales, de nuestro discernimiento y de nuestra objetividad. Mercurio en Piscis no puede dar lo mejor de sí mismo y la labor de los representantes de Mercurio en nuestro mundo se ve entorpecida: la de los periodistas, los intelectuales, los profesores, los científicos y la de aquellas personas que intentan percibir lo que pasa de manera objetiva para luego explicarlo.
Sin embargo, esta tendencia está tremendamente acentuadada por la conjunción de Mercurio con Neptuno que se hará efectiva mañana y quiero añadir también que entre los días 24 de febrero y 17 de Marzo, el hecho de que Mercurio se encuentre en Retrogradación dificultará todavía más nuestras facultades intelectuales y racionales.
Por tanto, los criterios racionales se van a nublar totalmente. Otro factor que enfatiza esta tendencia es la cuadratura de Mercurio con Júpiter que ya está activa y se hará efectiva las próximas semanas.
Nunca es bueno que un planeta se ponga en cuadratura con su dispositor, esta tendencia por supuesto favorecerá que se digan muchas tonterias, se caiga en cierto fanatismo, se mienta y se exagere y quizás se digan cosas que no se deben decir, en el peor momento.
La consecuencia de esta cuadratura es que seremos más "bocazas" que nunca. Pero podemos analizar el conflicto que existe detrás de esta cuadratura...
Nuestra pobre capacidad de razonar, pensar y aprender esta marcada por la necesidad que tenemos de soñar y por nuestros ideales (Mercurio en Piscis) y esto entra en conflicto con nuestra débil búsqueda de significado que se centra en en este momento en cosas que son bastante superficiales -Júpiter en Géminis-.
Ya expliqué en alguna ocasión que Júpiter en Géminis, se encuentra desterrado.
Cuando Júpiter se encuentra en Géminis, esto va en detrimento de nuestra espiritualidad, de nuestra búsqueda de significado y confianza en la vida,  de nuestra moral, de nuestra ética, de nuestra fe.
Nos volvemos más escépticos y descreidos.
Al estar Júpiter en Destierro, esto también dificulta la situación de las personas que en nuestra sociedad nos transmiten un significado o buscan un sentido en la vida o nos transmiten confianza o incluso regulan nuestra moralidad y nuestras leyes: los filósofos, los sacerdotes de cualquier religión, los jueces, los consejeros espirituales, etc.
Los falsos profetas dominan por doquier.
Veamos el juego que tenemos aquí, por un lado no somos objetivos, nuestra mente es soñadora, nuestros ideales nos confunden, pero nuestros ideales no son precisamente elevados y por tanto, nuestra moral y nuestra ética se encuentra muy relajada.
No obstante, estas tendencias que  estamos viviendo pueden favorecer quizá a algunos artistas.
La mente aquí representada por Mercurio, se pone al servicio de la fantasía y esto puede ayudar  a los inventores de mundos y de historias y quizá a los poetas y cineastas.
La mente se pone al servicio de la fantasía, para contar sueños y quizá alguna que otra pesadilla. 
Finalmente si interpreto a Mercurio como  significador de los jóvenes y estudiantes de nuestra sociedad, veo que entran en conflicto con nuestros líderes y guías morales -Júpiter-, tienden a rechazarlos y estos tienden a despreciar o menospreciar a los jóvenes -cuadratura-, carecen de una referencia moral clara y al mismo tiempo se encuentran con una gran necesidad de evasión y de escape que les puede conducir a la droga, el alcohol, las sectas u otro tipo de paraisos artificiales.
Sin embargo, en un momento en que su sensibilidad estará a flor de piel, algunos canalizarán esta tendencia a través de actividades sociales, espirituales o artísticas.