¡¡¡COMO DESEAS PAGAR!!!

MAIL: siriustienda@yahoo.es TELEFONOS:+34635574330

miércoles, 23 de octubre de 2013

LUNA NATAL EN ESCORPIO...

LUNA NATAL EN ESCORPIO
Este es un resumen de un libro llamado "las Lunas" de Eugenio Carutti
Escorpio esta lejos de la cualidad nutriente de la luna, pues mientras un bebe necesita seguridad, mientras esta luna "se refugia afectivamente" en su capacidad de transformación continua, por lo cual aquello que protegía en un momento, tiene que morir para dar lugar a otras formas mas vitales. Pensemos en el feto, que ya no tiene lugar en el útero y el lugar que lo protegía, ahora lo asfixia y estamos en una situación extrema, de sentimientos ambivalentes, por que queremos volver a esa situación, pero esta nos provoca daño. La madre de este niño tendrá un gran poder de intensidad que tendera a mantenerlo en un estado de absorción fusionante.
El niño sentirá la máxima ambivalencia entre ser todo para la madre (familia, clan) y al mismo tiempo perder toda identidad propia, quedando constituido por el mero deseo de ese mundo afectivo que impide toda diferenciación.
La sensación es de que quieren todo de él, de vaciarlo, hace que se retraiga para que esta no lo tome por completo, pues se juega un deseo envolvente en el cual no hay "no" que se le pueda oponer.
Acá, lo que da vida, esta identificado con lo que da muerte, donde emite un magnetismo intenso y absorbente, y por el otro lado un terror a esa misma cualidad que parece los hiciera emitir una señal diciendo "no me tendrás".
El patrón es "lo inalcanzable" por que justamente esto es lo que le da seguridad "hay un mundo interno al que nadie puede llegar jamás".
Que la madre experimente con simultaneidad la "alegría por el hijo que vendrá" y por el otro, algún dolor profundo forma parte de esta estructura, también es común situaciones de riesgo en el parto con esta luna y la característica vuelta de cordón. La madre pudo haber padecido profundas depresiones o enfermedades cuando el niño era pequeño; el dolor psíquico esta presente.
La madre puede ser sobre protectora, que sabe lo que el niño necesita, anticipándose todo el tiempo a el, sofocándole y dándole todo y en definitiva, nunca permitiendo que el niño descubra que es lo que quiere por el mismo y criando así a alguien con dificultades con sus deseos autónomos.
La persona con luna en Escorpio tiende a dejarse devorar por lo que ama, (madre araña que come sus pichones) pero cuando es madre, se puede convertir en "pelicano" (si no encuentran comida, se abren el pecho con sus propios picos y se dejan comer por sus pichones) por esto, muchas de estas personas temen a tener familia e hijos, al sentirse ahogadas por esta situación potencial ante la cual no saben poner limites.
Articula acuerdos "tácitos" donde da lo que no se le pide, para obtener lo que nunca se vio obligado a pedir o a explicar su deseo, de aquí que su forma pueda ser "destructiva".
A la vez es típico que ante la muestra generosa de afecto, la persona quede muy afectada y tienda a sustraerse del vinculo, pareciendo que dijera "si acepto esto, me van a pedir algo tremendo a cambio".
Se tortura y sufre por sus estados emocionales ambivalentes, el estado de tranquilidad y paz es amenazante.
Es una luna que se ve en personas anoréxicas y bulímicas, personas que tienden a las adicciones y a las relaciones torturantes.
Decir que no y poner limites implica la función paterna y cuando se puede ejercer se corta con el patrón de fusión sin limite con la madre.
TALENTOS
Una ves que se ha aprendido a poner limites y expresar el deseo, puede comenzar a expresar una enorme capacidad para sostener a los demás en situaciones intensas y difícilmente tolerables para el común de la gente.
Se sienten como en casa donde hay dolor y sufrimiento, donde reina el misterio y lo desconocido y afloran las emociones más oscuras.
Tiene aptitudes para las actividades curativas, talento para investigar, gran profundización, lo que los hace magníficos terapeutas y grandes ocultistas, convirtiéndose en personas sumamente nutritivas, con gran aptitud para dar, acompañar y brindar afecto, donde hay altos grados de sufrimiento.