¡¡¡COMO DESEAS PAGAR!!!

MAIL: siriustienda@yahoo.es TELEFONOS:+34635574330

jueves, 29 de marzo de 2012

CONJUNCION MARTE-SATURNO...


La Conjunción de Marte con Saturno en la Carta Natal.
La fusión de los dos planetas maléficos es un asunto poco tranquilizador, tanto para quien la tiene como para los que lo rodean. Antes de empezar a hablar de los efectos de ésta conjunción y posteriormente de los aspectos tensos entre Marte y Saturno, debo decir que no será lo mismo tener esta conjunción con un planeta benéfico como dominante a tenerla con un planeta benéfico.
El hecho de que la persona tenga un planeta benéfico como dominante de la carta, pongamos que tuviera por ejemplo a Júpiter no impedirá los efectos de dicha conjunción, pero sin duda, este hecho contribuirá a crear un "colchón de recursos" que sin duda ayudará a afrontar dichos efectos.
Lo mismo podemos decir del Armónico Dominante, no es lo mismo tener esta conjunción y haber nacido en un periodo en el que predomina la energía del Armónico 9 que por ejemplo si predomina el difícil Armónico 8.
Por eso, antes de sacar conclusiones, es importante que consideremos cuales son los planetas y el armónico dominante de la persona. Además también debemos considerar las tendencias generales, mundiales para la ciudad y el país de la persona, pues si son benéficas también podrán ayudar mucho. Dicho esto, voy a explicar el efecto de esta conjunción.
Marte y Saturno son dos influencias totalmente distintas, que sólo tienen en común su naturaleza contraria a la vida, y juntos forman una combinación tan poderosa como amenazante.
Esta combinación siempre es extremadamente dura y peligrosa para el nativo, que corre el riesgo de sufrir violencia física: lesiones, cortes, golpes, accidentes, caídas o fracturas de huesos.
En el peor de los casos, si el tema natal está muy afligido y la persona tiene un planeta dominante maléfico, la persona puede ser asesinada o morir de forma prematura y trágica. La vida pone a prueba constantemente a estas personas, enfrentándolas con las situaciones más difíciles y de mayor riesgo, y poniéndolas al límite de su fuerza o resistencia, tanto física como emocional o mental.
Las personas con esta conjunción también pueden buscarse este tipo de situaciones, o sentirse atraídos por ellas.
Son individuos verdaderamente "duros", dotados de un carácter muy fuerte.
Por otra parte, son magníficos para las realidades prácticas, pues poseen gran fuerza y resistencia física, capacidad ejecutiva, rigor y austeridad, y están dotados para realizar el trabajo más duro y exponerse a las situaciones de mayor peligro o dificultad, cosas que el destino les pondrá en el camino con bastante frecuencia.
De naturaleza impulsiva, rigurosa y austera, y temperamento bilioso-nervioso o colérico-melancólico, suelen ser pesimistas, y con tendencia al fatalismo o la amargura. Asimismo son autoritarios y rigurosos, con propensión a reconvertir o sermonear a otros. En general, siempre reprimen o controlan férreamente su enorme agresividad hasta que un día estallan en la cólera más brutal.

Por lo general, serán sumisos con los fuertes y tiranos crueles con los débiles. Tienden a ser testarudos, violentos e incluso maliciosos. También pueden ser rencorosos y vengativos. En muchos casos pueden convertirse en chivos expiatorios o cabezas de turco, pero en otras ocasiones serán ellos los que someterán a otros a terribles pruebas o sufrimientos.
Otorgan gran importancia a la disciplina y el autocontrol, tanto en la agresividad como en el sexo.

Son muy competitivos, se ponen a prueba continuamente y les aterra el fracaso.
Audaces y al mismo tiempo cautelosos, voluntariosos y auto controlados, si logran canalizar bien su energía pueden llegar a realizar grandes cosas. Son personas ideales para asuntos que requieren valor y al mismo tiempo disciplina, resistencia y control.
La vida los someterá a las mayores pruebas físicas y emocionales.
Sienten por la violencia temor y atracción al mismo tiempo. Las mujeres tienen gran peligro de unirse a hombres rudos y violentos, primitivos y brutales, que pueden agredirlas o causarles gran sufrimiento.
Son nativos de personalidad sado masoquista. Puede haber conflicto con el padre, que puede ser rudo, violento o tiránico, a veces militar, con una vida muy dura.

Cabe asimismo la posibilidad de fuerte represión sexual.
El sexo puede estar asociado a lo demoníaco, o bien ser un arma para dominar a otros.
Estas personas siempre aprenden las cosas por el camino más difícil y pedregoso, pero tienen una enorme energía latente, por lo que, cuando todos abandonan, ellos siguen adelante.